Muere el ilustrador y diseñador gráfico vallisoletano Adolfo Calleja

Desde ASOFED nos sumamos al dolor que ha supuesto la muerte de Adolfo Calleja, ilustrador y diseñador gráfico de Valladolid.

Os remitimos noticia de El Norte de Castilla.

Muere el ilustrador y diseñador gráfico vallisoletano Adolfo Calleja

Reconocía que el ordenador es un avance técnico importante pero decía que «le falta el temblor de la mano, el calor de la emoción». Esa emoción que ponía en su trabajo Adolfo Calleja, que murió ayer en Valladolid dejando un hueco no ya en el mundo de la ilustración sino en el de los que disfrutan del trabajo bien hecho.
Adolfo Calleja estuvo vinculado durante una buena parte de su vida profesional a EL NORTE DE CASTILLA como ilustrador y diseñador gráfico. De su mano salieron los catálogos de las primeras ediciones de Las Edades del Hombre fruto de su trabajo junto a José Velicia y Jiménez Lozano. También diseñó y maquetó los nueve tomos de la biblioteca de EL NORTE. En el periódico tuvo un despacho que Antonio Piedra recordaba en un artículo «tan mínimo como su propia delgadez física». Durante años estuvo vinculado también a la editorial Miñón. Muchos libros infantiles se vieron iluminados con sus dibujos.
A pesar de su talento, de su buen gusto y de sus dotes artísticas no perseguía fama o reconocimiento. Su carácter pausado prefería las zonas de silencio y la independencia. Decía de sí mismo que era «un francotirador», pero no iba de francotirador. Ni de ninguna otra cosa. La última exposición en Valladolid de la que se dejó constancia en estas páginas tuvo lugar a finales de la década de los noventa.
Se confesaba un lector empedernido pero poco curioso. Prefería releer algo que le hubiese emocionado y decía tener siempre en la mesilla ‘Los ojos del icono’ de su amigo Jiménez Lozano. Procuraba que el marketing no trazara el camino de sus lecturas. Nunca presumió de su trabajo. «Lo importante de un libro es su contenido: que te haga pensar», decía.
La despedida de Adolfo Calleja Ortega tendrá lugar hoy a las 12.30 horas en el crematorio del cementerio de Las Contiendas. Por la tarde, a las 19 horas, se celebrará un funeral en la capilla del colegio Juan XXIII (Camino del Cementerio s/n).

Deja una respuesta